Mes: junio 2017

La compra de maquinaria suiza repunta un 10% en España en el mes de abril

La compra de maquinaria suiza repunta un 10% en España en el mes de abril

Después de lo que parecía un respiro en la maltrecha exportación suiza tras un alza en las ventas durante el mes de marzo que ponía fin a 21 meses consecutivos de desplome, abril ha venido a acabar con esas expectativas.

Y es que durante el cuarto mes del año la caída en las exportaciones de relojes y movimientos del país helvético se redujo en un 5,3%, hasta los 1.500 millones de francos suizos.

Los relojes acabados en metales preciosos fueron los que más han sufrido durante el mes de junio la desaceleración de la demanda, registrándose una caída de casi el 13%. El resto de materiales también registraron caídas en la demanda a excepción de los relojes fabricados en oro y acero, que se elevó un 6,2% en abril.

Comportamiento desigual

Los grandes mercados compradores de movimientos suizos se comportaron durante abril de forma desigual. Los dos más importantes, Hong Kong y Estados Unidos, experimentaron un severo desplome del 17% y 18% respectivamente, mientras que China, el tercero por volumen, mostró un importante alza del 29%.

España, por su parte, ha sido uno de los pocos europeos que saldó en positivo, con un incremento del 10,4% en las compras y un volumen de 37,7 millones de francos suizos. En el acumulado anual también registra números ‘negros’, con un alza del 4,6% y un total de 144 millones en compras.

Para más información consultar articulo original: www.goldandtime.org/noticia/81565/la-compra-de-maquinaria-suiza-repunta-un-10-en-espana-en-el-mes-de-abril


Debemos buscar fórmulas para incentivar a los jóvenes relojeros

Debemos buscar fórmulas para incentivar a los jóvenes relojeros

Amplia e interesante entrevista con el presidente de la Sección de Relojería del Colegio de Cataluña, Alfred Perís.

Las cifras del Colegio muestran que el comercio de relojería crece a buen ritmo. ¿Cuáles son las gamas más demandadas?
Según estudios realizados el incremento de ventas de este año se han incrementado un 5% en conjunto. Estas cifras se refieren a las ventas de los grandes grupos de marcas, si bien el comportamiento es desigual según el área geográfica. Así, una vez hablado con distintos puntos de ventas de Catalunya, las ventas han subido muy poco en las demarcaciones de Tarragona y Lleida en donde el tipo de reloj que más se vende es de gama media, media-alta, vendiendo más por moda o diseño que por marca; en cambio cambia cuando se habla de Gírona y Barcelona, se vende más por marcas que por moda, con predominio de las gamas media-alta y alta. La alta relojería se vende básicamente al turismo.

¿Cree que eventos específicamente dedicados a la relojería como el que se celebró recientemente en Barcelona son positivos para dinamizar las ventas?
Todo evento, feria, encuentro, master class, charla, mesa redonda etc. específica sobre la relojería , poco o mucho siempre tiene repercusión dentro del sector y siempre es positivo que se hable o difundan noticias de este mundo y que el público en general hable sobre la relojería, caso del reciente BCN Watch Experience.

O por ejemplo, se acaba de celebrar el 21 de mayo la XXII Feria del Reloj en Sant Feliu de Codinas donde se puede visitar el museo; y cada año en dicho museo se celebra una temática distinta, este año fue “el arte en el reloj”, siendo todo un éxito. Y como cada individuo tiene la escala de valores distinta siempre podremos oír el típico comentario “¿cómo alguien puede gastarse tanto dinero en un reloj?”, ya que para mucha gente gastarse una cantidad elevada de dinero, es malgastar y para otra persona no compra más relojes porque su economía no se lo permite.

¿El auge de los llamados “relojes inteligentes”, cree que pone en peligro la relojería más tradicional?
Respecto a los smartwatches o reloj inteligente, en primer lugar no se ha vendido la cantidad que las marcas habían planeado; hubo el boom de la primicia y se vendieron muchos smartwatch pero una vez pasada la novedad las ventas disminuyeron y el cliente en general vuelve al reloj tradicional de muñeca y usando el reloj inteligente para hacer deporte por los parámetros que indica.
La prueba está en que muchas de las App que llevan los smartwathes ya no se actualizan, a diferencia de las de los teléfonos móviles, ya que el público en general usa más las aplicaciones en el teléfono que en el smartwach.

Según nos cuentan algunos profesionales del comercio, la relojería, debido a su carácter estandarizado, es más fácil de vender online que la joyería. ¿Cree que los establecimientos tienen suficiente presencia online en el tema de ventas?

Muchos puntos de ventas son reacios a vender online ya que se pierde el trato del profesional joyero y relojero con el cliente. Y ciertamente es muy importante que el cliente se deje aconsejar por el profesional y así poder decidir dentro de su propio criterio la joya o el reloj a comprar bajo su punto de vista y economía. La venta online es fría: te puede aconsejar un amigo o un familiar pero como no ves la pieza hasta que te llega a casa, hay riesgo de desilusión ya que lo habías visto por la pantalla puede no corresponderse con lo que te entregan en mano.

Por esto la gente es más reacia a comprar joyería, por ejemplo se podría recibir un brillante sintético como si fuese autentico. En relojería es distinto ya que ves el modelo del reloj. Aunque también puede darse el caso de venta de un reloj como autentico y que realmente sea una réplica. Ahora hay imitaciones o falsificaciones tremendamente fieles a los originales.

Como colegio siempre recomendamos que cuando quieran comprar una pieza para regalo o para uso personal, que tengan que hacer, que entren en los puntos de ventas y pregunten sin ningún reparo. Aunque solo sea mirar y ver precios para una posible compra, y que lo hagan aunque el establecimiento tenga dos puertas de seguridad. ¿No lo hacen así con el género textil? Cuando se quiere comprar una camisa, se entra en la tienda a mirar, tocar, ver el precio… luego comprarán o no. Pues la recomendación del colegio es la misma para joyerías y relojerías.

Uno de los problemas habituales para los reparadores relojeros es la dificultad de recibir suministros por parte de algunas grandes marcas relojeras. ¿Está mejorando ese ámbito?
Este punto es complicado. En su día se planteó el caso ante el Tribunal de Defensa de la Competencia de la Unión Europea en Bruselas. En el año 2002, diversos relojeros fueron a declarar al Tribunal, dando su versión sobre la no venta de fornitura de varias marcas de alta gama – pero la posterior sentencia fue que no había ningún tipo de monopolio por parte de las marcas. Por tanto, el siguiente paso fue denunciar ante el Tribunal de Defensa de la Competencia en Luxemburgo. Y ahora se espera que el próximo mes de julio salga la sentencia al respecto.

Eso sí, desde hace pocos años, algunas marcas auditan los talleres independientes y si reúnen las condiciones que ellos marcan (espacio, utillaje, herramientas y maquinaria específica, etc) para reparar sus relojes te dan el “titulo “ de Servicio o taller Autorizado de su marca o marcas. Pero lo que muchas veces ocurre es que son tantas sus exigencias si quieres reparar dichas marcas, que no compensa la inversión en maquinaria o utillaje con la cantidad de relojes que entran de estas marcas.

Barcelona cuenta con la única escuela de relojería reglada en nuestro país. ¿Existe un alto interés en formación relojera por parte de los jóvenes?
Sí, es cierto. La única Escuela Reglada de enseñanza de Relojería en toda España es el Instituto Verge de la Mercè, con un ciclo de dos años de duración: el Módulo Profesional de Relojería. Y es tal la falta de relojeros que los dos mejores alumnos de cada promoción van directamente a Suiza a dos fábricas de las marcas más importantes, donde siguen formándose para trabajar dichas marcas en España.
Por desgracia quien no está relacionado con el mundo de la relojería no atina a preguntar por este Módulo de Formación y ha habido años que ha costado incluso tener una ratio mínima para seguir con dicho Módulo. Desde el Colegio queremos encontrar fórmulas con dicho Instituto y trabajar conjuntamente para buscar incentivos para que los jóvenes quieran ser relojeros.

Hay distintas salidas profesionales como relojero: puedes trabajar en el taller oficial de un grupo de marcas de relojes, o en el taller de una tienda, o incluso montar tu propio taller autónomo reparando relojes a distintas tienda. También puedes ser forniturista en un almacén o grupo de marca; o llegar a ser un buen dependiente profesional y así poder informar mejor del producto que estas ofreciendo al cliente y que las tiendas te quieran tener en su plantilla.

Los relojeros somos también, un poco psicólogos. Aconsejamos al cliente si merece la pena reparar un reloj; por ejemplo, el de un familiar por tema sentimental, ya que si no fuera este motivo no merecería la pena repararlo, y que sería mejor guárdalo de recuerdo y sin funcionar, ya que el coste de repararlo sería muy costoso y no funcionaría correctamente debido al estado del propio reloj. A los relojeros se nos achaca de frases hechas, como por ejemplo “Los relojeros no tenemos clientes, tenemos mucho amigos”; o “Si no te lo arregla un relojero, no te lo arregla nadie” o que “Estamos todos los días buscando problemas y los buscamos con lupa para verlos más grandes, ya que somos un poco maniáticos de la perfección”.

Pese al elevado nivel en aspectos como la reparación, la presencia de fabricantes es prácticamente nula, tanto en Cataluña como en España. ¿Es viable una producción propia relojera propia?
Creemos que debido a la alta sofisticación de la maquinaria para producir los movimientos de los relojes y también al elevadísimo coste que supondría tener que crear una empresa de este calibre, es muy difícil una fabricación masiva de relojes de gama alta. Pero sí que existen relojeros que fabrican artesanalmente sus propios relojes como por ejemplo nuestro amigo y compañero el Sr. Pita, que ya es una Marca reconocida por alta tecnología artesanal.

Para más información consultar articulo original: www.goldandtime.org/noticia/81551/debemos-buscar-formulas-para-incentivar-a-los-jovenes-relojeros


Las joyas de la Belle Époque triunfan en París

Christie’s celebró la semana pasada en París una subasta de joyería en la que recaudó 6,9 millones de euros tras vender el 88% de los 181 lotes mostrados. Y aunque no se alcanzaron los resultados estratosféricos de citas anteriores puesto que no salían a subasta grandes gemas, sí que sorprendió el interés de los compradores por la joyería de principios del siglo XX, pues numerosas piezas superaron, con mucho, el precio estimado.

 

Collar de diamantes Cartier París. Circa 1900, montura de platino y diamantes talla antigua con patrón móvil en forma de pera. Vendido por 1.418.500 euros, doblando el precio estimado.

 

Brazalete de coral y diamantes, Cartier. Pulsera rígida con un peso de 81 gramos de coral y con diamantes en talla redonda (18 quilates). Elaborado alrededor de 1960. Vendido por 374.500 euros y multiplicando por 12 el precio estimado.

 

Pendientes ‘hojas de grosella’ en plata y oro amarillo con diamantes, circa 1855. Vendido por 362.500 euros, multiplicando por 15 su precio estimado.

 

Broche de Cartier con perlas y diamantes. De formas geométricas, platino engastado con diamantes rosa en talla antigua y con cuatro perlas grises de 11,65 a 15,00 aprox. Vendido por 206.500 euros (estimado 30.000 euros).

 

Collar de perlas cultivadas y diamantes de Van Cleef & Arpels. Compuesto de cinco filas de perlas de 11,3 a 4,1 mm de diámetro, con un diamante talla marquesa y otro pera. Vendido por 146.500 euros (precio estimado 60.000 euros).

 

Collar de diamantes firmado por Sterle, con montura en platino. Peso bruto 78,50 g. Vendido por 120.100 euros.

 

Broche de rubíes y diamantes de Van Cleef&Arpels con montura de oro amarillo. Vendido por 40.000 euros (precio estimado 7.000 euros).

 

Longines conmemora el 90 Aniversario del primer vuelo transatlántico

Longines conmemora el 90 Aniversario del primer vuelo transatlántico

La firma relojera celebra el hito intercontinental de Charles Lindbergh, realizado en 1927 sin escalas y en solitario, y cronometrado por el relojero suizo. La marca presenta una edición numerada y limitada de 90 ejemplares: The Lindbergh Hour Angle Watch 90th Anniversary. Una pieza excepcional de titanio y acero dirigida a los apasionados de la historia, la aventura y la relojería.

El 20 de mayo de 1927, a las 7h 52m, el “Spirit of St. Louis” despegó del aeropuerto Roosevelt de Nueva York con destino al aeropuerto de Le Bourget, cerca de París. Al mando, un joven piloto estadounidense llamado Charles A. Lindbergh.

Treinta y tres horas y media más tarde aterrizó en el aeropuerto de Le Bourget, tras el primer vuelo transatlántico sin escalas en solitario. Una hazaña que haría historia. Como Cronometrador Oficial de la Federación Aeronáutica Internacional, Longines también participó en la homologación de esta proeza al cronometrar el vuelo y agregarlo luego a la lista de los records aéreos.

Poco tiempo después, la estrecha colaboración entre el aviador y la marca desembocó en el desarrollo del reloj de ángulo horario de Longines, que se ha convertido en un icono de la historia de la compañía. Diseñado por el propio Charles Lindbergh, en asociación con Longines, permitía determinar la longitud con precisión en vuelos de larga distancia.

FICHA TÉCNICA

Movimiento: Mecánico automático Calibre L699.2 (ETA A07.L01). 24 rubíes, 28’800 alternancias por hora. Reserva de marcha de 46 horas.

Funciones: Horas, minutos y segundos. Indicación de la longitud (grados y minutos de arco)
Esfera central giratoria para sincronización del segundero con una señal horaria emitida por radio.

Caja: Redonda, Ø 47,50 mm, titanio grado 5. Bisel de acero PVD negro. Corona inglesa de acero. Cristal de zafiro con varias capas antirreflejos.

Esfera: Plateada, cepillada circular. Minutería externa tipo ferrocarril negra pintada. 12 números romanos negros pintados. Indicación de los grados mediante números árabes negros pintados. Esfera central negra galvánica. Minutería tipo ferrocarril plateada pintada. Números árabes plateados pintados. Agujas Tipo Breguet, rodiadas.

Estanqueidad: Hasta 3 bar (30 metros)

Pulsera: Piel de color marrón estilo aviador con hebilla y extensión

Para más información consultar articulo original: www.goldandtime.org/noticia/81547/longines-conmemora-el-90-aniversario-del-primer-vuelo-transatlantico