Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Anniversaire 5365

Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Anniversaire 5365

El 26 de junio de 1801, o el 7 de mesidor del año IX, según el calendario republicano en vigor en Francia en ese momento, en París, se concedió a Abraham-Louis Breguet una patente por su «reloj que compensa todas las desigualdades causadas por el volante y el muelle real». Esta invención es el «tourbillon», tal y como lo bautirzó Breguet según las costumbres de la época, en referencia a los sistemas astronómicos. Exactamente 220 años más tarde, la Manufactura epónima rinde homenaje a esta invención que abrió a la alta relojería un nuevo universo de precisión, de estabilidad y de elegancia, con el Breguet Classique Tourbillon Extra-Plat Anniversaire 5365.

La pieza es un vibrante homenaje tanto a la estética secular como al genio visionario del gran relojero

Con una tirada de solo 35 ejemplares, la misma cantidad de relojes dotados de tourbillon que realizó A.-L. Breguet en vida, la pieza es un vibrante homenaje tanto a la estética secular como al genio visionario del gran relojero. Con un espíritu de autenticidad, Breguet ha diseñado un reloj sobrio y elegante que reafirma los códigos de la casa tal y como los estableció su fundador.

A lo largo de su historia, Breguet ha perfeccionado tanto la diversidad de su guilloché como su preferencia por ciertos motivos. Lo mismo ocurre con el «clou de Paris», que aquí, ocupa toda la parte central de la pieza. Realizado a mano con un cincel de diamante, está perfilado con un entrelazado de líneas gravadas y atravesadas por un paso de solo 25 mm, creando la ilusión, a 50 cm de distancia (la distancia habitual de lectura de un reloj de pulsera) de un acabado mate. Favorece la lectura de horas y minutos, indicadas gracias a dos agujas centrales de acero azulado «de manzana excéntrica vaciada», actualmente conocidas como «agujas Breguet». En la periferia, la pieza está decorada con un motivo «grano de cebada», muy apreciado por la manufactura. En cuanto al fondo, la masa oscilante de platino presenta un guilloché con un motivo ondulado.

Para más información consultar artículo original