El piloto Lewis Hamilton pierde la carrera legal contra Swatch

El piloto de Fórmula 1 pierde la batalla judicial contra el Grupo Swatch después de tres años de litigios por el supuesto uso ilícito de la marca relojera Hamilton International en Europa.

El siete veces campeón del mundo demandó al grupo suizo en 2017 ante la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipol) por ‘apropiación indebida del apellido’ a pesar de que esa marca se fundó originariamente en Estados Unidos en 1892, bastante tiempo antes del nacimiento del piloto.
La sentencia asegura que “la marca impugnada consiste únicamente en la palabra Hamilton y no en el nombre Lewis Hamilton, un común en los países de habla inglesa” explican desde la Euipol, por lo que el piloto carece de “ningún derecho de protección de su apellido”.

Los abogados de Lewis acusaban a la marca suiza —que compró Hamilton en 2007— de haber intentado registrar el nombre del campeón británico a la hora de comercializar y promocionarse en Europa especialmente con vistas a la nueva línea dedicada a los relojes tecnológicos o smartwatches de la firma.

Para más información consultar artículo original