EL RENACIMIENTO DEL ICONO DE 1993

LA BÚSQUEDA DEL NÚMERO ÁUREO

Para Chopard el sentido de la proporción tiene una importancia primordial. Diseñado para acompañar a las mujeres en sus actividades diarias, el Happy Sport es un reloj que, ante todo, debe ser cómodo de llevar. Como explicó Caroline Scheufele en 1993: “Quería un reloj que pudiera usar todo el día: en el gimnasio, en la oficina o para ir a una cena.” Esta constante búsqueda de armonía se ha logrado ahora mediante el uso del número áureo, que ha definido las proporciones de los nuevos modelos de la colección. Desde la Antigüedad, este equilibrio matemático se ha encontrado tanto en la ciencia como en el arte y la arquitectura, tratando de reproducir la armonía que prevalece en la Naturaleza y en sus creaciones.

Al utilizar el número áureo en relación directa con el diámetro del movimiento diseñado para las colecciones de relojes de mujer de Chopard, la caja del Happy Sport ha sido rediseñada con un diámetro de 33 mm que es especialmente adecuado para la muñeca femenina. El resultado es de unas proporciones perfectas, unidas a una correa deliciosamente flexible.

CONTEMPLANDO EL BAILE DEL TIEMPO

“Siete diamantes amantes de la libertad bailan día y noche a través de la esfera. Inventados por Chopard, han revolucionado nuestra relación con el tiempo: lo que normalmente no era más que una mirada casual ahora se ha convertido en una invitación a viajar con las trayectorias más inesperadas. Esta coreografía que se renueva sin cesar, protagonizada por unos diamantes que se encuentran dentro de unas cápsulas, es un regalo permanente. Cada leve movimiento de la muñeca da lugar a su propio ballet convertido en un torbellino.
El Happy Sport The First es una elección evidente para cualquier amante de los diamantes. Pero para quienes la edición limitada de 1993 piezas ha hecho que todavía deseen más y más, Caroline Scheufele ha hecho aparecer, como por arte de magia, una versión de únicamente 788 piezas adornadas con un bisel engastado de diamantes para mayor resplandor y, además, con una esfera de madreperla texturizada. “

UN RELOJ Y MUCHO MÁS

Es fácil perderse en el baile de los diamantes móviles. En un nuevo y fascinante toque estético, los cinco zafiros talla cabujón que se encuentran en las asas y en la corona reflejan el tono azul de los números romanos. Pero mucho, mucho más que una simple esfera, el Happy Sport The First es también sinónimo de una correa fascinante. Realizadas y ensambladas en el taller de relojería de Chopard, y tan flexibles como elegantes, las cuatro hileras de guijarros pulidos aportan al Happy Sport The First un distinguido aspecto deportivo.

LA ELEGANCIA DE UN RELOJ AUTOMÁTICO DE LA CASA

La Casa tiene su raíces en la excelencia relojera suiza y era perfectamente lógico que el Happy Sport The First funcionara con uno de nuestros movimientos propios realizados internamente. Aparece en escena el movimiento automático de 148 piezas, el 09.01-C, completamente diseñado, desarrollado y producido en nuestros talleres. Es un movimiento perfecto para los relojes femeninos gracias a su diámetro de 20,4 mm y ha sido la base que ha servido para determinar las proporciones de los últimos modelos Happy Sport.

NO SE TRATA DEL TÍPICO ACERO

Chopard está firmemente comprometida con el lujo sostenible y ha utilizado un acero especialmente innovador para las cajas de estas dos series de los nuevos Happy Sport The First. Fabricado con un 70% de metales reciclados en un taller de última generación situado en Austria, el Lucent Steel A223 es una aleación de acero que combina unas propiedades antialergénicas con el brillo y la robustez del acero normal. El resultado de cuatro años de investigación y desarrollo, ahora se une a las filas de los metales preciosos.

HAPPY SPORT: PLASMANDO EL ESPÍRITU DE LA EMANCIPACIÓN

Flashback a 1993. Caroline Scheufele convirtió su atrevida idea en una realidad, una realidad con la que las mujeres pueden dar forma al mundo en el que desean vivir y convertirse en las mujeres que aspiran a ser. El reloj Happy Sport presenta un espectáculo fascinante y perpetuamente creativo, en el que las mujeres desempeñan un papel estelar dando vida a los diamantes móviles en una escena permanentemente cambiante. Como una poderosa metáfora del impulso de la emancipación que las mujeres experimentaron en el siglo XX, la colección refleja perfectamente esta fuerza vital vibrante y desde su presentación se ha prestado a numerosas transformaciones.

Para más información consultar artículo original