Ginza, origen de Seiko, inspira el 140 aniversario

El distrito de Ginza, en el centro de Tokio, tiene una importancia especial para Seiko. Fue donde el fundador de la empresa, Kintaro Hattori, abrió una tienda de venta y reparación de relojes en 1881, cuando sólo tenía 21 años y, hoy en día, Ginza sigue siendo el lugar donde se encuentra la empresa. Durante más de 120 años, un reloj Seiko en Ginza ha mantenido a Tokio en hora. Hoy en día, el reloj de Seiko contempla el cruce más famoso de Ginza desde el tejado de la tienda Wako, donde se encuentra una de las flagships más grandes del mundo de Seiko.

Cerca se encuentran otros establecimientos de Seiko, como el Museo Seiko, una boutique dedicada a Seiko Prospex y Seiko Dream Square, donde la gente puede conocer el rico legado de cada colección y la visión única del mundo de Seiko.

Para celebrar el 140º aniversario de Seiko y su larga relación con Ginza, la marca presenta dos ediciones limitadas en las colecciones Prospex y Presage, que capturan tanto la cara clásica de Ginza como la moderna. Ambas creaciones tienen patrones de esferas que recuerdan a las calles adoquinadas tradicionales del distrito, pero están en un tono azul grisáceo que también evoca la sensación contemporánea de los numerosos edificios modernos y arquitectónicamente interesantes que definen Ginza en la actualidad. Patrimonio y modernidad. Historia y progreso. Estas dos creaciones capturan las características esenciales de la Seiko actual.

La edición limitada Prospex se basa en la reinterpretación moderna del reloj Alpinist de 1959 presentado a principios de este año. El intrincado patrón de la esfera incorpora dos patrones de rayos de sol diferentes que, a medida que cambia el ángulo de visión, crean impresiones en constante cambio que capturan la textura y la sensación de los adoquines de Ginza. El segundero rinde homenaje a la historia del distrito con Komparu, un color tradicional japonés que lleva el nombre de la calle Komparu, donde una vez se centró la vida nocturna de Ginza. Este color azul con un tono verde suave se usó por primera vez en la era Meiji (1868-1912), inmediatamente encontró el favor entre las muchas gueishas que vivían allí y luego se convirtió gradualmente en un color popular entre el público.

El reloj funciona con el Calibre 6R35, que ofrece una reserva de marcha de 70 horas. El cristal es de zafiro curvado resistente a los arañazos y el reloj es sumergible hasta 20 bar. Se ofrece como edición limitada a 3500 unidades y estará disponible en las Seiko Boutiques y en las minoristas autorizadas en todo el mundo en octubre de 2021.

La creación Presage presenta el mismo patrón de esfera inspirado en adoquines y el segundero de color Komparu, pero el reloj tiene el aspecto distinguido de la serie de diseño «Style60’s» recientemente lanzada, inspirada en el Seiko Crown Chronograph de 1964. El cristal en forma de caja, las agujas afiladas y los índices facetados han sido heredados directamente de este modelo histórico y crean una sensación retro que combina perfectamente con el patrón clásico de esfera. La apertura en la posición de las 9 permite que el usuario ver y disfrutar del movimiento del escape y la subesfera de 24 horas que se encuentra arriba ofrece una forma diferente y útil de ver la hora. Este reloj Presage se ofrece como una edición limitada de 4.000 unidades y también estará disponible en las Seiko Boutiques y una selección de distribuidores de todo el mundo en octubre de 2021.

Para más información consultar artículo original