La colección Reine de Naples, un vuelo de amor

Esta colección es un auténtico y sutil emblema de la relojería femenina, se inspira en el primer reloj de pulsera de la historia, entregado en 1812 a la hermana de Napoleón, la elegante Caroline Murat, reina de Nápoles. Originalmente de forma oblonga y en la actualidad ovoide, se ha convertido sin duda en un reloj femenino icónico. Cada nuevo modelo de la colección contemporánea, ya sea engastado, perlado o también lacado, es una oda a la feminidad. La nueva interpretación que presenta ahora la Maison Breguet no es una excepción. Además, para conmemorar el día de los enamorados, su aspecto presenta sutiles referencias románticas.

San Valentín, una buena ocasión para rendir homenaje a este modelo

El día de San Valentín se acerca y, para rendirle honores, Breguet viste su Reine de Naplesde poesía celestial. La esfera de nácar blanco se ha elegido especialmente por su aspecto de cielo nublado. Las nubes parecen flotar desde la indicación de las fases de la luna hasta las esferas de las horas, los minutos y los segundos. Edición limitada a 28 piezas.

La colección Reine de Naples, es uno de los auténticos emblema de la relojería femenina, su inspiración tiene lugar en el primer reloj de pulsera de la historia, entregado en 1812 a la hermana de Napoleón, la elegante Caroline Murat, reina de Nápoles. Originalmente de forma oblonga y en la actualidad ovoide, se ha convertido sin duda en un reloj femenino icónico. Cada nuevo modelo de la colección contemporánea, ya sea engastado, perlado o también lacado, es una oda a la feminidad. La nueva interpretación que presenta ahora la maison Breguet no es una excepción. Además, para conmemorar el día de los enamorados, su aspecto presenta sutiles referencias románticas.

Una colección icónica y femenina

La esfera está adornada con un cielo vaporoso cuyo aspecto de nácar blanco está salpicado de “nubes”. A las 12 horas, la estela del amor se viste de rojo para indicar la reserva de marcha de 45 horas. Como si estuviera suspendida en el estrato, la indicación de las fases de la luna, martillada, está hecha de oro blanco. La circunferencia de las horas, situada en la parte inferior de la esfera, está engastada con nácar blanco natural guilloché a mano, al igual que el centro del segundero pequeño. Las agujas Breguet à pomme caladas de acero azulado indican las horas y los minutos. Y como en el amor cada segundo es importante, el segundero se presenta con un doble corazón lacado en rojo. Para completar esta poética composición, el bisel de oro blanco y el realce de la caja están salpicados con una brillante lluvia de 128 diamantes. Símbolo del amor apasionado, el rojo también aparece en la corona engastada con un rubí.

Esta pieza de oro blanco juega con elegancia con los contrastes inmaculados del cielo y los toques granate, que simbolizan el fuego del amor.
Para terminar con estilo, la pulsera de piel de aligátor rojo pasión está provista de una hebilla desplegable de 3 hojas de oro blanco engastado con 28 diamantes.

Para más información consultar artículo original