Las importaciones relojes suizos sufren la peor caída de su historia en España

Las exportaciones de relojes suizos se desplomaron un 81%en abril después de que los bloqueos provocados por el coronavirus hayan prácticamente congelado toda la cadena de suministro a nivel global.

Curiosamente ha sido China, foco original de la pandemia, la que ha salvado los muebles con una caída moderada del 16%. El cataclismo en el resto de países va del 50% al 100% mientras España desaparece este mes de la lista de importadores, según los datos de la Federación Relojera Suiza (FHS). En marzo los resultados ya apuntaban a un descenso brusco tras una caída del 35%, hasta los 19,1 millones de francos suizos.

Sin embargo la caída de este mes pasado ha borrado del mapa de los importadores a nuestro país, que tradicionalmente se encuentra entre los puestos 12-13 de los compradores de relojería suiza y en el mes de abril suele estar entre los 30-35 millones de francos suizos en términos de valor. En esta ocasión no aparece ni entre los 30 primeros, lo que significa que los pedidos se han rebajado al valor de unos pocos miles de euros.

«Las exportaciones de relojes suizos fueron extremadamente bajas en abril como resultado directo del estancamiento de la producción, distribución y ventas, lo que provocó su colapso», explica en su nota mensual la Federación de la Industria Suiza de Relojes.

Los envíos cayeron un 81% a 328,8 millones de francos suizos durante el mes, y casi todos los mercados disminuyeron significativamente. Los pedidos de Hong Kong se desplomaron un 83% a 42.2 millones, mientras que el suministro a los EE.UU. cayó un 86% a 27.9 millones. Las exportaciones a Japón cayeron un 86%, hasta los 19.5 millones.

Para más información consultar artículo original