Un reloj en extinción: el T-Rex de Unwerk

Sólo queda uno. La marca independiente suiza Urwerk acaba de publicar en sus redes sociales que ya ha vendido 21 de los 22 modelos de su extravagante modelo UR-100V T-Rex, inspirado en el legendario reptil Tyrannosaurus Rex. Se trata de todo un logro puesto que cada pieza cuesta cerca de 60.000 euros.

Este modelo fue lanzado en 2016 como una edición limitada y recibe su nombre de su armadura de bronce, elaborada con un patrón de nervaduras concéntricas que evocan las escamas de los reptiles. Está decorado, granallado, microarenado, purificado y luego oxidado a mano con un pincel.

Un reloj en extinción: el T-Rex de Unwerk

El modo de indicar las horas también es otra ‘historia’ ya que forma parte de un desarrollo conceptual propio “inspirado en los relojes de sol de los antiguos sumerios” tal y como explica uno de los dos fundadores de la marca, Martin Frei.

Para más información consultar artículo original