Tag Heuer se hace con el Gran Premio de Mónaco

Apenas dos días después de recibir un reloj TAG Heuer Monaco único, especialmente diseñado y personalizado, el piloto Max Verstappen gana el 78º Gran Premio de Monaco en el Principado tras una actuación dominante por delante de Carlos Sainz Jr. y Lando Norris en el podio.

Con actos de celebración durante todo el fin de semana de la F1 y la presentación de su nuevo reloj de Edición Especial, TAG Heuer reafirma una vez más su amistad con Mónaco y el Gran Premio de Fórmula 1, así como con el equipo Red Bull Racing Honda, del que TAG Heuer es Socio Oficial desde 2016.

El icónico cronógrafo de forma cuadrada, creado en 1969, bautizado con el nombre de la glamurosa carrera y llevado a la gran pantalla por Steve McQueen en su película Le Mans de 1971, simboliza el amor de la marca por la velocidad y su arraigado espíritu de competición.

«En esta nueva edición especial presentada este fin de semana, la caja ha sido rediseñada en titanio ultraligero y robusto con una llamativa esfera plateada y subcontadores negros, con una novedosa correa de cuero antracita con una textura que recuerda los surcos de los neumáticos de los coches de carreras» tal y como explican desde la marca suiza.

Para más información consultar artículo original